15.3.05

Política, elecciones y otros fenómenos paranormales

¡Sumémonos, como tantos, a la rescaca del 14-M! Como las elecciones del año pasado fueron, por desgracia, tan atípicas, sucede ahora que nuestros políticos y nuestras televisiones no saben muy bien qué conmemorar. Tantas cosas en tan pocos días no se viven a menudo, desde luego.

No voy a entrar ahora a hablar de la manipulación. Por un sencillo motivo... no tengo fuerzas para llevar la contraria al 40% de la población, que son muchos millones de personas. Hoy día todos los medios de comunicación coinciden en una cosa: unos mintieron y manipularon; los otros se comportaron con honradez y buen hacer. Lo que no me queda claro, leyendo los mismos medios, es quiénes son los "unos" y quiénes los "otros".

[NOTA: Dije en mi primer post que agradecería los comentarios. Pero creo que este no es el mejor foro para tratar de convencerme de lo malos que son unos u otros... Los amantes de la política futbolera, pueden desahogarse en la página de Marca... o en la de Sport]

Calculo que no soy el único al que le resulta difícil de creer que unos lleven toda la razón, y los otros no tengan ninguna. Lo que sucede es que cada uno lee la realidad desde su propia perspectiva. Hay en los medios y en los políticos un estupendo ejercicio de interpretación de la realidad, digno de los mejores exégetas. Y hay que reconocer que se las arreglan bastante bien para pintar un cuadro tan difícil, teniendo en cuenta que hay colores que no pueden usar. Me imagino a Velázquez pintando las Meninas... sin poder usar el color rojo, que al rey no le gusta. ¿Habría sido lo mismo? ¡Qué dura es la orientación al cliente!

La interpretación subjetiva de la realidad, sin embargo, no puede ocultar un hecho. Hace un año y un día hubo elecciones. Elecciones legislativas, por cierto, en las que votamos a nuestros representantes en el Congreso y en el Senado. En esas elecciones, como en todas, cada cual votó a quien le dio la gana, o no votó, si no quiso. Igual que en el referéndum de la constitución europea, por cierto.

Por supuesto, todos votamos manipulados. Hay mucha gente que influye en nuestras opiniones, del mismo modo que nosotros influimos en las de algunas personas. Pero la última palabra siempre es nuestra. En eso consiste la democracia.

Una última nota, por si me lee alguien muy convencido de que "todos los que votan a ****** lo hacen engañados y manipulados". Si ****** es un partido con algunos millones de votantes, esa argumentación nos lleva a pensar que hay varios millones de españoles que no tienen la capacidad suficiente como para tener una opinión propia. Si eso fuera así (y yo no lo creo... ¿por qué iba a ser yo, que sí creo tener esa capacidad, mejor que varios millones de españoles?) más nos valdría cerrar el chiringuito, contratar a algún dictadorzuelo para que nos gobernara y convertir este país en una república bananera. Perdón. En una monarquía bananera.

3 comentarios:

Ediren dijo...

Sobre política yo prefiero no hablar, más que nada porque los políticos son algo así como de otra raza ^^UUUU Y no, no eres el único que no cree que unos tengan toda la razón y otros no la tengan. Nadie tiene la razón absoluta, y esto incluye a los políticos.

Nemesis dijo...

Ole por Hairanakh. Me ha gustado tu reflexión. Agradable de leer, considerablemente objetiva y perfectamente razonada. Da gusto leer blogs de gente pensante. Un abrazo.

fiz dijo...

plases plases!!!