23.4.05

...y la RAE ganó los pares

Leo en Infobae que La tecnología invade el diccionario.
La Real Academia Española incorporó [a su diccionario] palabras tales como "correo electrónico" y "salvapantallas".
Están hablando de la XXIII edición del diccionario, que aún no se ha terminado. Los artículos nuevos aparecen en el diccionario en línea de la RAE como Avance de la vigésimo tercera edición.

Me leo un poco más la noticia y me sorprendo gratamente, porque esta vez han introducido los términos que verdaderamente se usan entre los que hablamos de tecnología en español (también aparecen "digitalizar"y "flap" -- los flaps del avión--). No tenemos un nuevo cederrón en el diccionario, y eso se agradece.

Pero lo que verdaderamente me llena de gozo y satisfacción es que también se introduce:
Duples: en el juego del mus, reunión de dos parejas o de cuatro cartas de un mismo valor.
Sorprendido por la noticia he ido yo también a consultar el diccionario. Y he encontrado que, junto a los términos envite y órdago, que ya existían en ediciones anteriores, aparecen:
  • Mano: 16. f. Lance entero de varios juegos. Vamos a echar una mano de dominó, de ajedrez.
  • Mano: 36. com. En el juego, el primero en orden de los que juegan. Yo soy mano.
  • Grande: 4. f. En el juego del mus, primer lance de la partida, en el que se tienen en cuenta las cartas de más valor.
  • Chica: 1. f. En el juego del mus, segundo lance de la partida, en el que se tienen en cuenta las cartas de menos valor.
  • Par: 6. m. En el juego del mus, reunión de dos cartas de un mismo valor.
  • Par: 10. m. pl. En el juego del mus, tercer lance de la partida, que solo se lleva a cabo cuando al menos un jugador tiene dos o más cartas de un mismo valor.
  • Media: 7. f. pl. En el juego del mus, reunión de tres naipes del mismo valor, como tres reyes, tres cincos, etc., en una mano.
  • Duples: 1. m. pl. En el juego del mus, reunión de dos parejas o de cuatro cartas de un mismo valor.
  • Juego: 6. m. En el juego del mus, cuarto lance de la partida, que solo se lleva a cabo cuando el valor de las cartas de al menos un jugador alcanza 31 o más tantos.
  • Punto: 20. m. En el juego del mus, último lance de la partida que solo se lleva a cabo cuando ningún jugador, sumando el valor de sus cartas, alcanza 31 tantos.
Todas estas acepciones parecen ser nuevas de esta XXIII edición. Lo que significa que, tras años de tradición, la RAE ha admitido, por fin, una de nuestras grandes aportaciones a la cultura universal: el mus.

¿Quién sabe? Tal vez pronto encontremos una segunda acepción en la entrada
Solomillo: 1. m. En los animales de matadero, capa muscular que se extiende por entre las costillas y el lomo.
Lo dicho... ¡a jugar!

1 comentario:

Gerthalas dijo...

Desde el punto de vista veterinario, la acepción expuesta de Solomillo no es totalmente correcta... yo mejor pondría algo así como: carne de magnífico sabor y de alto precio de mercado. Juas juas. Estos de la R.A.E. son unos personajillos, pero en fin, que más se puede esperar de unos frikis de la lengua?
Venga amigo mío, Buena caza!