23.9.05

Ciencia (por un ingeniero)

Lo confieso: soy ingeniero. A pesar de todos mis esfuerzos por conservar el espíritu científico, creo que al final la gente del DIT hizo bien su trabajo a la hora de grabarme eso de
Ingeniería es el arte de lo posible. Ingeniería es el arte de lo rentable. Ingeniería es el arte de lo adaptable.
(Primera clase de una asignatura de primero de carrera).

Pero todo tiene su lado positivo. A fuerza de poner a prueba la robustez de las teorías científicas (es decir, de aplicarlas a lo bestia y comprobar que, pese a todo, funcionan) uno acaba encontrando su propio planteamiento ante el asunto. Aquí dejo caer unas ideas: [seguro que alguien ya las he escrito y, además, mejor que yo; pero me falta tiempo y me sobra desidia como para buscar citas]

  • Una teoría científica no es buena si es verdad; es buena si funciona. Puede parecer una barbaridad, pero este planteamiento me facilita, por ejemplo, aceptar modelos que se basan en hipótesis bastante discutibles, pero que funcionan bien. Al menos, hasta que encontremos unos que funcionen mejor.
  • La ciencia, básicamente, no describe la realidad, sino los resultados de los experimentos. En muchos casos son experimentos tan cotidianos como abrir los ojos y mirar. Eso funciona, por ejemplo, para predecir la posición de un objeto grande que se mueve. Pero cuando hay que predecir la posición de un electrón, entonces cambia el experimento (y suele hacer falta cambiar también el modelo científico).
  • Dos teorías científicas que dan los mismos resultados son indistinguibles. En caso de duda, seleccionaremos la que nos resulte más manejable. Lo viene a decir Occam, el de la navaja (en realidad Guillermo de Ockham).
  • No existe el modelo correcto. Existe el más adecuado para resolver mi problema. Debe de ser una manía del razonamiento ingenieril, acostumbrado a los trade-off y a que lo mejor es enemigo de lo bueno.
No es una visión completa. Ni siquiera es completamente cierta. Pero espero que sirva para expresar la idea que subyace: la ciencia es una herramienta (o, mejor, una caja de herramientas) que nos sirve para enfrentarnos [= entender | interpretar | predecir | describir] al mundo. Es una base sólida sobre la que construimos nuestro pensamiento y nuestro concepto de verdad. Ni menos, ni más.

3 comentarios:

Lucas dijo...

Suscribo lo dicho... Y yo no soy un ingeniero :-)

zazou dijo...

jejeje...

Difiero en la segunda parte del tercer postulado ( :o por llamarlo de algún modo):

"En caso de duda seleccionaremos
la que precise mayor número de dimensiones y requiera una constante cosmológica. Si además implica el operaciones con Broschianos y admite representación lexicográfica mejor que mejor". (Principio de Barlow).

chocolate dijo...

y lo demás es metafísica....