24.6.05

22.6.05

Milagros de san Google

Gracias a Google he conseguido localizar el correo electrónico de una vieja amiga de la que hacía mucho tiempo que no sabía. La cosa tiene cierto encanto, porque la chica en cuestión vive en Kaposvár (Hungría), y le perdí la pista hace 5 años (cuando yo ya tenía correo electrónico y todo eso, aunque mi dirección de entonces está ahora bloqueada, y ella aún no accedía internet).

Hubo que navegar un poco por una página en húngaro... pero mereció la pena. Animado por esto, intentaré localizar a otras personas a las que perdí la pista en su momento...

18.6.05

Manifiesto en defensa de la inteligencia

Ciudadanos y ciudadanas de mi país, se llame como se llame, y de todo el mundo:

En vista de la polémica suscitada estos días con la modificación del código civil que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo, el planteamiento de objeción de conciencia propuesto por algunos ciudadanos y las distintas manifestaciones y declaraciones de políticos, obispos, representantes de la sociedad civil y otros seres humanos,

el abajo firmante (y cualesquiera personas físicas o jurídicas que decidieren libremente adherirse a este manifiesto)

MANIFIESTA que está harto de que le tomen por idiota.

Por eso, frente a los argumentos (que así los llaman) vertidos estos días por personas afines a uno u otro bando (porque parece que la cosa va de bandos), declara su convencimiento en lo siguiente:

- La reforma del código civil no es una "inocente ley que sólo amplía derechos y no quita nada a nadie". Es una ley que afecta a una de las estructuras básicas de la sociedad, y es posible que tenga un impacto importante en muchos otros ámbitos (como educación, por ejemplo). Además, ninguna ley es neutra, incluso con respecto a la gente a la que no afecta directamente. Por tanto, es posible estar en contra de la ley sin ser un facha-homófobo.

- Es un hecho que las estructuras sociales están cambiando. Eso puede ser bueno o malo y, en todo caso, es susceptible de opinión, debate y estudio. Tiene sentido, por tanto, tener diferentes posturas en esta ley.

- El contexto en que se enmarcaba la sexualidad en Judea hace veinte siglos no exactamente es el mismo en que se enmarca ahora. Por aquello de la viga en el ojo y todo lo demás, como firmante de este manifiesto hago uso de mi derecho a no tirar la primera piedra. Por estos y muchos otros motivos es posible ser católico y estar a favor de la reforma legislativa. Eso no le convierte a uno en menos católico ni en menos practicante.

- El matrimonio entre personas del mismo sexo no está recogido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Cuando se escribió la Declaración, por matrimonio se entendía, en todo el mundo, unión de personas de distintos sexos. [NOTA: la declaración respondía a las necesidades de la sociedad de hace medio siglo y a la percepción que entonces se tenía del mundo... donde, con toda probabilidad, no entraba la relación marital entre personas del mismo sexo. Tampoco entraba el acceso a Internet].

- Tanto las asociaciones de homosexuales como el foro de la familia, pasando por, como mínimo, la gran mayoría de asociaciones y colectivos implicados de un modo u otro en los sucesos que nos ocupan, son personas que buscan, entre otras cosas, lo que creen que es mejor para la sociedad en general y, en particular, para ellos y para quienes les son más cercanos (hermanos, hijos, parejas, amigos, conocidos...).

- "Sí porque sí", al igual que "no porque no", no es un argumento que pueda llevar a una discusión civilizada. Del mismo modo, "tú no tienes razón porque eres un facha", o bien "tú no tienes razón porque eres un progre", tampoco.

- No sólo es posible (y lógico y válido y legítimo y ético) tener diferentes posturas sobre esta ley. También es posible que la postura de una persona no sea "completamente de acuerdo" o "completamente en desacuerdo". Caben los matices (importa el contenido, la forma, el desarrollo de otras leyes y normativas que puedan verse afectadas por esta...).

- Digan lo que digan, no ha habido un debate político (ni mediático ni, probablemente, de ningún otro tipo) sobre este asunto. Hecho al que, por desgracia, parece que nos conviene acostumbrarnos.

Se admiten aportaciones a este manifiesto.

Firmado en la Red, en la fecha y hora que aparecen por ahí.

h

14.6.05

Y este fin de semana, todos...

... al XIV Maratón de los Cuentos. El Palacio del Infantado de Guadalajara acoge a quien quiera pasarse por un cuentacuentos continuo desde el viernes a las 17:00 hasta el domingo a las 15:00.

El programa incluye:

Maratón de los Cuentos

De las 17:00 h. del viernes 18 hasta las 15:00 h. del domingo 20, en el Patio de los Leones, más de 600 cuentistas de todas las edades, de toda la ciudad, de otras ciudades, con múltiples acentos y muchos cuentos que contar.
A cada hora en punto se contará un cuento en una lengua diferente, cuentos de diferentes rincones del planeta, muchas maneras de decir “había una vez…”

Noche del Viernes.

A las cuatro de la madrugada: Duelo de contadores, este año se batirán en duelo dos grandes narradores: el grupo ALBO.
A continuación: La noche de los históricos, de cinco a nueve de la mañana. Un tiempo especial para todos aquellos que son fieles al Maratón: quienes se apunten a contar un cuento y vengan con pines de nueve Maratones recibirán la condecoración de Narrador Histórico.

Noche del sábado.

A las cinco de la madrugada: Cuentos mínimos.
A continuación: Desfile de Caperucitas. Los contadores que lo deseen darán su propia versión de este cuento.
En las dos noches, habrá interpretación de los cuentos en lengua de signos (de once de la noche a dos de la madrugada).

Maratón de Música

En los Jardines del Palacio, desde las 20:00 h. del viernes a la madrugada del domingo. Música celta, de cámara, flamenco, folk, jazz, percusión, rock...

Maratón de Ilustración

Si lo tuyo son los lápices y los pinceles puedes ilustrar los cuentos que se narran en el maratón. Es fácil, solo hay que llamar y apuntarse a alguno de los turnos.
Las ilustraciones que se van realizando a lo largo del Maratón van creando el Libro Gigante. Además, en los meses posteriores se realizara una exposición que recoja las ilustraciones del maratón.

Maratón de fotografía y de radio

La Agrupación Fotográfica de Guadalajara sigue procurando que cada cuento tenga su foto.
Para que nadie se pierda los cuentos aunque se marche del Palacio. En Radio Arrebato: 107.4 FM. radioarrebato@yahoo.es

El Árbol de los Cuentos

Al lado del Palacio hay un plaza, La Plaza de los Caídos, en esa plaza hay un árbol y a la sombra de este árbol se contarán cuentos en las tardes del viernes y el sábado. De 19:00 horas a 22:00 este nuevo espacio del Maratón estará abierto para contar, escuchar y disfrutar de de los Cuentos.

---

Yo andaré yendo y viniendo por allí durante el fin de semana. Y, si el cuerpo me lo permite, haré noche del sábado al domingo... desde las 22 ó 23 horas del sábado, que suelen comenzar los narradores profesionales, hasta las 7 o las 8 del domingo, que acabarán los cuentos mínimos y (supongo) el desfile de caperucitas (que es nuevo de este año).

Merece la pena. Y es la mejor ocasión para visitar Guadalajara: el ambiente de los alrededores del Palacio es encantador --hay que hacer propaganda de la tierra, que no siempre hay ocasión.

Actualización. Yo no cuento cuentos, sólo iré a verlos. Que mi nombre se parezca al de alguno de los narradores es (en serio) pura coincidencia. Así que, para evitar confusiones, he modificado un poco la entrada.

8.6.05

Encuentra 120.000 dólares y los devuelve

La noticia, en Periodista Digital

Una mujer alemana compró un cesto de lavandería por 7 euros y encontró 200.000 marcos alemanes en efectivo y 170.000 en cartillas de ahorro. Lo llevó a la policía, porque quería "poder dormir con la conciencia tranquila".

Todavía viven personas en el mundo

Libros...

Inma me pidió que contestara a esto. Y lo hago, para que vea que le sigo teniendo cariño ;-)

Número de libros propios que tienes en casa:
Puff... o más. En mi casa acostumbramos a regalarnos libros unos a otros varias veces al año. Al margen de los que nos regalan otros, y los que alguien compra. Así durante muchos años. Y ya no sabemos dónde meterlos.

Último libro que compré
Mi Alzheimer me impide decirlo con seguridad. Para regalar, creo que fue el último de Ken Follet, para mi padre. Para mí... creo que la secuela de La Espada de Joram.

Libro que estoy leyendo ahora
La insoportable levedad del ser, de Milan Kundera, y La misteriosa llama de la reina Loana, de Umberto Eco. En paralelo, aunque va ganando el primero

5 libros que he leído varias veces o que tienen algun significado para mí:

  • El Señor de los Anillos. Traducido y en versión original, varias veces. Por el genial JRRTolkien.
  • La sombra del viento, de Carlos Ruiz Zafón. Ahora es hasta famoso, pero cuando lo leí por primera vez nadie había oído hablar de él.
  • El alquimista impaciente, de Lorenzo Silva.
  • La oración de la rana, de Anthony de Mello. Cada vez que lees alguna de sus historias, es diferente.
  • El rey de Katoren, de Jan Terlow. Vale, es del Barco de Vapor. Pero lo leí docenas de veces cuando tenía 10 años. Y lo sigo releyendo de vez en cuando, por eso de la nostalgia.
5 personas a las que les paso el testigo:
¿Contestarán? Veamos...
Balookas, que espero que se tome la molestia :-)
Fiz, a ver si me sorprende.
Gerthalas, por si alguno de los que pone aún no lo he leído.
Wonka, que dudo que lea esto... pero siento curiosidad por sus lecturas.
Mary, a ver si se anima y comienza su blog.

Ahí queda...

6.6.05

Que alguien les quite los juguetes

Comencé en esto de la democracia, pongamos, con las elecciones generales
del 2000. No es que antes me desinteresara completamente la política,
pero admito ese como punto de partida para mi, hasta ahora, breve
carrera como ciudadano.

¿Cuándo empezaron a jugar? Sospecho que desde siempre. Pero yo viví una
época, quizás motivada por mi anhelo de futuro, donde escuchaba noticias
sobre contenidos interesantes: educación, tecnología, desarrollo
económico, empleo, migraciones... incluso construcción europea. Estuve a
punto de creerme mi propio sueño.

Pero ya no más.

Un gobierno norteamericano decidió eliminar el régimen gobernante en
Irak. Se han escrito libros sobre las causas; yo no añadiré una palabra
más. ¿Qué hacemos?
a) Apoyar la invasión. Y mandar soldados a cubrir la retaguardia.
b) Llamar asesinos a los que apoyan la invasión. Y retirar los soldados,
claro.
c) ¿Nunca hubo otra opción? Negociar las condiciones. Hacer lo posible
por garantizar el mínimo daño a la población. Pensar la
"reconstrucción", en vez de improvisarla. Discutir qué pretendíamos
conseguir apoyando a EEUU. Ver si podíamos pasar sin ello, si podríamos
conseguirlo de otra forma, si merecía la pena el precio.
Resultado: 12000 juguetes rotos. Y nadie que quiera asumir la más mínima
responsabilidad, claro.

Marzo del año pasado. ¿Para qué vamos a estar a la altura de las
circunstancias? Mejor sigamos intrigando, jugando a ver quién se queda
con los votos.
Señores, yo ya sabía lo de Irak. No necesité que vinieran unos asesinos
a recordármelo. Se lo diré de nuevo: todo lo que pasó con respecto a
Irak no es ni mejor ni peor por culpa del atentado. Ni por la gestión de
la información de unos, ni por las manifestaciones de otros... No me
tomen por idiota. Voté a quien quise, porque quise. Pensando en las
personas y en los programas. Así que dejen de pensar que me importa
quién llevara razón el día 13.

Desde entonces, el terrorismo parece haberse convertido en su juguete
preferido. En vez de unirse, se vendieron todos (repito, TODOS) por un
maldito puñado de votos. Entonces y ahora. Así que dejen de darme la
tabarra hablando de diálogo, de traición, de mentiras. No hay diálogo si
uno no es capaz de ponerse en la posición del otro. Ustedes, por si no
se habían dado cuenta, están de acuerdo en cómo tratar el terrorismo.
Pero han conseguido encontrar sus diferencias. Porque es mejor hacer que
el oponente quede aislado. Porque es mejor hacer que la gente salga a la
calle. Porque cualquier cosa es mejor, al parecer, que resolver los
problemas. No me hablen de traición, que creo que me estoy hartando de
oirles.

Yo sigo creyendo en Europa. Yo quiero (¿seré un iluso?) viajar a Viena y
seguir estando en casa. No he pasado tanta vergüenza como en la campaña
electoral del famoso referéndum. Enhorabuena. Consiguieron que me
quedara en casa. La próxima vez que me expliquen la constitución,
háganme un favor: no me hablen del preámbulo, que es muy bonito, pero no
dice nada. Discutan sobre el contenido. Dejen de jugar con mi
sensibilidad europea. Y, de paso, con mi sensibilidad española. (Por
cierto, no soy "nacionalista español"... pero que no me digan que los de
Guadalajara andamos explotando y oprimiendo a los de Barcelona... porque
ya me dirá usted cómo).

Por cierto, soy católico. Admito las críticas a las posturas de mis
obispos. Algunas, las comparto. Pero no sé por qué regla de tres hay que
andar tocando las narices con la sensibilidad de la gente. No sé por qué
tengo que estar de acuerdo con lo que diga un partido político. No sé
por qué el apoyo a la formación religiosa me convierte en un facha (¿y
cómo quieren entender el mundo? el de aquí, el de los que llegan de
Sudamérica, del este de Europa, del norte de África). Tengo mis dudas
razonables sobre un montón de temas políticos en los que la Iglesia anda
metida por medio, no me pregunten por qué. Sé que existen, porque
algunas son las mías, posturas matizadas, donde es posible el acuerdo,
donde hay grises, donde se puede sacar lo mejor de ambas partes
enfrentadas. Así que no me quieran engañar diciendo que esto es una
batalla entre dos frentes irreconciliables. No ando sobrado de fe,
créanme, así que dejen de rifársela. Ya juegan con mi voto, ¿quieren
jugar también con mi conciencia?

Señores, el mundo me da vértigo. Estamos dirigidos por niños trajeados
que harán cualquier cosa porque alguien les regale una piruleta. Yo ya
no sé qué hacer. Pero, por favor, que alguien les quite los juguetes.