26.9.05

De mayor...

... quiero ser Matt Harding.

[Encontrado en CPI: Curioso Pero Inútil, una visita más que recomendable]

Actualización (17:03) -- Pueden visitar la página oficial de Matt en http://www.wherethehellismatt.com

23.9.05

Ciencia (por un ingeniero)

Lo confieso: soy ingeniero. A pesar de todos mis esfuerzos por conservar el espíritu científico, creo que al final la gente del DIT hizo bien su trabajo a la hora de grabarme eso de
Ingeniería es el arte de lo posible. Ingeniería es el arte de lo rentable. Ingeniería es el arte de lo adaptable.
(Primera clase de una asignatura de primero de carrera).

Pero todo tiene su lado positivo. A fuerza de poner a prueba la robustez de las teorías científicas (es decir, de aplicarlas a lo bestia y comprobar que, pese a todo, funcionan) uno acaba encontrando su propio planteamiento ante el asunto. Aquí dejo caer unas ideas: [seguro que alguien ya las he escrito y, además, mejor que yo; pero me falta tiempo y me sobra desidia como para buscar citas]

  • Una teoría científica no es buena si es verdad; es buena si funciona. Puede parecer una barbaridad, pero este planteamiento me facilita, por ejemplo, aceptar modelos que se basan en hipótesis bastante discutibles, pero que funcionan bien. Al menos, hasta que encontremos unos que funcionen mejor.
  • La ciencia, básicamente, no describe la realidad, sino los resultados de los experimentos. En muchos casos son experimentos tan cotidianos como abrir los ojos y mirar. Eso funciona, por ejemplo, para predecir la posición de un objeto grande que se mueve. Pero cuando hay que predecir la posición de un electrón, entonces cambia el experimento (y suele hacer falta cambiar también el modelo científico).
  • Dos teorías científicas que dan los mismos resultados son indistinguibles. En caso de duda, seleccionaremos la que nos resulte más manejable. Lo viene a decir Occam, el de la navaja (en realidad Guillermo de Ockham).
  • No existe el modelo correcto. Existe el más adecuado para resolver mi problema. Debe de ser una manía del razonamiento ingenieril, acostumbrado a los trade-off y a que lo mejor es enemigo de lo bueno.
No es una visión completa. Ni siquiera es completamente cierta. Pero espero que sirva para expresar la idea que subyace: la ciencia es una herramienta (o, mejor, una caja de herramientas) que nos sirve para enfrentarnos [= entender | interpretar | predecir | describir] al mundo. Es una base sólida sobre la que construimos nuestro pensamiento y nuestro concepto de verdad. Ni menos, ni más.

9.9.05

Todo por la ciencia

Un proyecto europeo de I+D es un engendro / tarea / cosa donde gente (léase empresas, universidades y alrededores) de un puñado de países europeos se reúne para pedir una subvención y, si eso, pues trabajar en alguna idea más o menos descabellada.

En la práctica, se traduce en hacer de anfitrión, en una ciudad que desconoces, de un puñado de franceses, holandeses y austríacos. Llevarlos a cenar y, cuando ya van servidos de Ribera de Duero, sacrlos de juerga por la ciudad (que para eso son las fiestas), corear los bises del concierto de David Bustamante (!) y acabar, a las dos de la madrugada, tomando cervezas y bailando reggaeton (si es que se dice así) con Henk, el secretario de proyecto que, si no fuera porque es holandés, podría ser mi padre (casi, casi).

A la mañana siguiente, eso sí, levántese usted a las 6:45, porque hay que hacer de anfitrión de la reunión, y un coordinador de work-package (Erwin, holandés con más ganas de trabajar que de juergas) decidió reunir a su equipo a las 8:30.

Todo por la ciencia.

Estoy desbordado de trabajo, del remunerado y del otro, así que no esperen grandes novedades (ni investigaciones sobre Diseño Inteligente) en un par de semanas, al menos.

3.9.05

De obras


Todo buen weblogger, salvo los más sabios, siente la tentación de redecorar completamente su bitácora (cada día me gusta más esta palabra... vuelvo a recordar lo hermoso que es hablar en mi propia lengua, cuando se puede). Para más inri, uso una de las plantillas predeterminadas de blogger, así que muchos otros bitacoreros (o bitacoristas, se puede decir de las dos formas*) comparten este aspecto anaranjado.

No sé si es la tentación del kitsch, la vena geek que te obliga a trastear en el código de la plantilla, mi latente impulso filosófico (otium sine litteris mors est, Seneca dixit) o algún fenómeno de naturaleza aún más oscura.

Mientras hago experimentos (que nadie se asuste si colores / posts y otras cosas van y vienen) trataré de averiguar qué es eso del Diseño Inteligente, que parece que está tan de moda (y no pongo enlaces, búsquenlos en Google, si eso). Con eso espero ganar algún comentario (que no paro de dar la vara a todos mis amigos y conocidos para que saluden por aquí y satisfagan mi ego... pero nada, se empeñan en cuidar de mi maltrecha humildad) de algún lector que me ayude a entender de qué va el tema. Y, sobre todo, por qué se está montando en los USA la que se está montando.

Disfruten del fin de semana. A los estudiantes: suerte con los exámenes. A los profesores: pórtensen bien (nótese el alcarreñismo). A los trabajadores: no trabajen demasiado, que es malo.

A todos: pueden colaborar en los experimentos de diseño opinando cuál de estos cuatro peinados me queda mejor. Mi nulo sentido de la estética me impide terminar de decidirme por uno u otro. En esto, mi opinión siempre es peor que la de cualquiera. O cualquiese*.



Y perdón por esta pequeña... o gran... pues eso.

---
* Justo como viniera o viniese: si yo vinera o viniese, si tú vinieras o vinieses, si él viniera o viniese... vendríamos todos. [No es un chiste malo mío, es una mala adaptación de un chiste bueno de Les Luthiers]

2.9.05

Dedicado...



... a todos los madrileños.

(Por Forges -- El País).

1.9.05

Está científicamente demostrado...

...que los... digamos... poco agraciados lo tenemos crudo por naturaleza.

Actualización (17:00): Zazou, en los comentarios, lo pone en duda (el estudio, claro, no los resultados).