6.1.06

Principio de incertidumbre: interludio

Para no perdernos en disquisiciones, una nota más breve.

La frecuencia es el número de veces por segundo que ocurre una cosa (por ejemplo, una variación de la presión del aire).

Para poder medir la frecuencia de un suceso, necesitamos un intervalo de cálculo. Por ejemplo, si queremos medir una variación 1 Hz necesitaremos tomar, por ejemplo, 10 segundos y contar que el suceso se repite 10 veces. Podemos intentar hacerlo con un intervalo más breve: por ejemplo, 5 segundos (5 períodos). Pero digamos que con 0.5 segundos es imposible detectar una frecuencia de 1 Hz.

La idea que se esconde detrás de toda esta historia del principio de incertidumbre es tan simple como esa: para calcular una frecuencia necesitamos un intervalo. Por tanto, es imposible medir la frecuencia de algo en un instante, sin duración.

2 comentarios:

Gummy dijo...

¿Nyquist?

Hairanakh dijo...

Nyquist se basa en la misma idea, pero va más allá, porque introduce el muestreo discreto.