5.1.06

UBN (IX): Bautizos

Dejo por un momento la incertidumbre para seguir publicando Buenas Noticias :-)
-- Si aún no lo has hecho, puedes leer la introducción a esta serie y/o el índice de todo lo publicado --


Cuando Juan tenía veintitantos, dejó su casa y se fue a vivir entre los pobres de los pobres de Madrid. Rebelde, brillante, utópico, antisistema... paradójico, aunque sin duda bueno, gastaba su tiempo entre trabajos de jornal, asistencia a los más desfavorecidos, actividades culturales en centros públicos u okupados y colaboraciones en hacklabs. Nadie sabía del todo cómo hacía para subsistir... pero el caso es que sobrevivía. Sin lujos, eso sí.

De su pasado universitario había heredado el talento por la informática. Brillante, excéntrico y linuxero... no necesitó mucho más (que lo tenía) para convertirse en una de las voces de referencia en la Red española y, ¿por qué no?, en parte del submundo universitario de principios del nuevo milenio.

Su nickname era Bautizos. Y decía cosas como:

«Nos llamamos españoles, o europeos, o cristianos, o ateos, o de izquierdas, o de derechas... Pero nada de eso es una garantía. Nos hemos subido al carro de la historia a defender lo nuestro... pero nada de lo nuestro nos es completamente propio. Os aseguro que si no lo usamos bien, nos será arrebatado».

Y la gente le preguntaba «¿Qué podemos hacer?». Y el contestaba: «El que tenga dos coches, que comparta con quien no tenga ninguno. Y el que tenga comida y techo, que haga lo mismo».

Algunos lo admiraban. Otros se indignaban. O se limitaban a ignorarlo; aun escuchándolo y leyéndolo a escondidas. Pero él decía:

«¿De verdad creéis que, sólo porque yo hago ruido, soy importante? El verdadero hombre bueno y sabio está ahí, a vuestro lado... Y si no os fijáis, su talento especial os pasará tan desapercibido como el vuelo de una paloma por el centro de Madrid».

No hay comentarios: