5.3.06

Ultra católicos

El otro día pusieron una bomba, o artefacto, o algo en el teatro en el que Leo Bassi iba a actuar. Lo bueno de ser un inculto como yo es que no tengo, por el camino, que entrar a juzgar la bondad o maldad de la obra del artista, porque no la conozco más que de oídas. Dice Nacho Escolar que el cómico había recibido "varias amenazas de muerte de grupos ultra católicos que protestaban contra su último espectáculo", así que parece que las principales sospechas recaen en estos grupos.

Ultra católicos.

Me pregunto qué debe entender uno cuando alguien dice "ultra católico". Google da aproximadamente 232 pistas, que he leído por encima. Las primeras le dirigen a uno a la información sobre el asunto este de Leo Bassi, pero con eso no ganamos gran cosa (a menos que definamos "ultra católico" precisamente como "los que amenazan de muerte a Bassi"). Después hay algunas más: casi todas en foros y blogs. Pueden ser el Opus Dei (sumado, o no, a Comunión y Liberación y los Legionarios de Cristo, claro), o bien grupos más desconocidos (como unos "Heraldos de la fe" argentinos). Apurando, puede uno llegar a pensar que la reina Sofía (ortodoxa ella) o los grandes defensores del Diseño Inteligente en USA (protestantes) son también "ultra católicos".

Ultra podría ser, quizás, una marca para señalar todo lo exagerado, inadecuado o desagradable que, a juicio del redactor, tenemos los católicos. Por eso poner un artefacto, o bomba, en el teatro Alfil es una cosa terrible y ultra católica. Eso debe de ser, me digo.

Sin embargo, movido por la curiosidad, sigo navegando hasta aterrizar en una noticia en la ultra católica página de la Obra: La intolerancia y la violencia, incompatibles con la religión. Son palabras de un tal Benedicto no-sé-cuántos, que viene a decir que lo de la otra mejilla, quien a hierro mata a hierro muere y todas esas cosas todavía tienen algo de sentido, y que regalar botellas explosivas a la gente que nos desagrada sigue sin ser ni ultra, ni siquiera semi católico, al parecer.

Así que me quedo con la duda, al final. Si ultra es malo, quizás sí que se refiera a aquellos que, de tan católicos, se pasan de fervor y se dejan algunos principios fundamentales por el camino. O tal vez habría que reinventar la ulteridad, que 232 resultados en Google no son tantos, y redefinir a los ultras. Pensarlo en positivo, en optimista. Los que un día fueron católicos, pero acabaron dejándolo por exceso de decepciones, o porque se repensaron de nuevo hacia el agnosticismo u otros lugares. Los que lo siguen siendo, y dejaron unas cuantas cosas por la causa. Los que todavía tienen la esperanza de dejar el mundo mejor de como lo encontraron.

A veces, querría poder ser ultra católico. Algo más que católico. Una personia sabia y buena, como Marta. Luego me da pereza, claro. Y, sin embargo...

5 comentarios:

xaxa dijo...

Ultra:
Dicho de una ideología: Que extrema y radicaliza sus opiniones. (según la rae)

También pueden referirse a grupos como Alternativa española (aes) que ya habían amenazado varias veces a Leo Bassi y que han puesto denuncias a mucha gente, como por ejemplo Tele5, en su particular "lucha contra la blasfemia" (les cito textualmente).
Sí, se utiliza el apelativo ultra como algo negativo. Pero si hablamos de grupos "radicales de izquierdas" o de "ultra izquierda" tampoco creo que las connotaciones sean positivas.
Sin embargo a ellos les parecerá que son unos tipos geniales, y no tienen porque no serlo, no?...
aunque piensen a que todos los católicos les han lavado el cerebro.

Alvaro dijo...

Buenas, respecto de radicalizar y extremar, en el caso del mensaje de Cristo, no veo por qué ha de tener una connotación negativa. El que por defender principios que se pudieran derivar de este mensaje, cae en la violencia y la agresión, está desvirtuando de tal manera su seguimiento de cristo que de ninguna manera podríamos llamarlo ya ultra-cristiano. Simplemente ha perdido el norte, se ha quedado en la letra y no en el espíritu, es un fariseo. Alguien que extrema y radicaliza (entendido como hacer de ello la raiz de tus principios) las enseñanzas de Cristo es un santo y no un agresor. Mons. Romero, la madre Teresa de Calcuta, o tantos otros.

xaxa dijo...

no, claro, uno puede ser ultra bueno y eso no es negativo.
Y coincido en que desvirtuando el seguimiento de Cristo no podemos llamarlo ultra cristiano. Pero no creo que ultra cristiano y ultra católico sean sinónimos.

Alguien que extrema las enseñanzas de cristo será un santo. Pero me encantaría que cristo volviese otra vez, porque esta vez los católicos serían los nuevos fariseos.

Hairanakh dijo...

"Alguien que extrema las enseñanzas de cristo será un santo. Pero me encantaría que cristo volviese otra vez, porque esta vez los católicos serían los nuevos fariseos."

Posiblemente. Esa es nuestra carga y nuestra responsabilidad.

Sheinnandhosh dijo...

Yo sin embargo no tengo interés alguno en ser supercatólico. No soy creyente del catolicísmo (religión kordhéica se llama la mía), aunque me bautizaran de bebé en él. Parece mentira, a estas alturas, que se diga que vivimos en un estado laíco... En fin. Sólo quería dejar eso ahí.