12.5.06

Carta abierta al Arzobispo de Santiago de Compostela

Estimado Sr. Barrio,

No he de ser yo quien le cuente lo privilegiado que debe sentirse por cimentar su diócesis en la tumba del Apóstol. Tiene usted bajo su báculo la responsabilidad de acoger a los miles de peregrinos que llegan a Santiago, con las dificultades que ello conlleva y con la riqueza (no sólo económica, aunque también) que aporta. El Camino Jacobeo, en su sencillez, conserva aún su carácter de verdadera peregrinación, de fenómeno interior e intimista, frente a otras tradiciones religiosas que puedan resultar (como a mí me resultan, le confieso) excesivamente folklóricas.

Tampoco hemos de engañarnos. Una buena parte (y creciente, probablemente) de los peregrinos encuentran en el Camino poco más que turismo sano, barato y con buen ambiente. No es poco, la verdad: la solidaridad que se respira en los albergues es más que suficiente para justificar nuestro interés por mantener vivo el Camino. Que, además, está organizado para favorecer un cierto espíritu de recogimiento y religiosidad: los albergues cierran pronto y exigen madrugar, la Compostela sólo se ofrece a quien declare "motivos religiosos", el botafumeiro al final la misa del peregrino motiva a quedarse hasta el final de la celebración...

Tengo la sensación, y corríjame si me equivoco, que esta suerte de celo por evitar la banalización del camino le ha hecho despreocuparse por un tipo de peregrino: quien, efectivamente, peregrina por motivos religiosos. Le expongo por qué:

El pasado mes de abril un grupo católico (del que formo parte) decidió celebrar la Semana Santa peregrinando a Santiago de Compostela. Nuestro objetivo era aprovechar la belleza del Camino (también en el sentido más espiritual) en la vivencia de las celebraciones pascuales. Hicimos 86 km en cuatro días (ni siquiera podíamos obtener la Compostela; pero ya le digo que no veníamos de turismo, así que eso no nos preocupaba en exceso). Nuestro objetivo era vivir las celebraciones de la Pasión durante el camino y llegar a Santiago el Sábado Santo, para ir a la Vigilia Pascual en la catedral y unir a la celebración de la llegada la de la Pascua (o viceversa). Nos parecía tan evidente que supusimos que mucha gente haría planes parecidos todos los años. Tanto es así que reservamos nuestros billetes de vuelta para el domingo por la mañana (sin posibilidad de ir a la misa del peregrino ni ver el botafumiero; le repito lo del turismo).

Por nuestra parte, cumplimos el plan. El Sábado Santo llegamos a Santiago pasado el mediodía (y calados hasta los huesos, por la lluvia que cayó esa mañana). Entonces llegamos al albergue diocesano (ya sabe, el seminario menor) para cambiarnos y reservar camas y nos dijeron... que el albergue cerraba a las doce de la noche y no se podía entrar más tarde. Al encargado le dijimos que pretendíamos ir a la Vigilia Pascual en la catedral, pero él nos comentó que esa posibilidad no estaba prevista.

En Santiago de Compostela nadie ha previsto que los peregrinos puedan querer asistir a la Vigilia Pascual. Una peregrinación católica. La celebración más importante del año litúrgico. Incompatibles.

El final de la historia es fácil de imaginar. En la catedral la vigilia comezaba a las diez, en teoría. Así que quizás nos diera tiempo, después de todo... A las diez menos cuarto estábamos esperando en la puerta. A las diez abrieron la catedral. A las diez y media comenzó la celebración. A las once y media, apenas acabaron las lecturas, un grupo de peregrinos abandonó la celebración para llegar a tiempo a dormir al albergue.

Sr. Barrio: le ruego que reconsidere algunas de las normas establecidas en la organización del Camino de Santiago. Le ruego que acoja en sus albergues también a los peregrinos que quieran participar en las celebraciones de la Pascua.

4 comentarios:

holbeist dijo...

Ahí, dáles donde más les duele: cada vez que un niño dice que no cree en Dios, muere un obispo. Y si das palmas resucitan. ¿Era así o me estoy equivocando de religión? :P

Hairanakh dijo...

No me suena... a lo mejor es Vishnu de quien hablas...

Gaby dijo...

Si te interesa el tema de Iglesia
Blog de autocritica eclesiastica.

www.monjaguerrillera.blogspot.com

Hairanakh dijo...

Hoy no puedo, que estoy muy liado. Pero me daré una vuelta por tu blog, claro que sí. Gracias por la visita.