19.9.06

No se vayan todavía, ¡aún hay más!

A través de un comentario en InternetPolítica llego a esta declaración de la Junta Islámica de España. Ya comenté ayer que el discurso de B16 tenía elementos que me parecían desafortunados; pero me parece que la JIE tampoco ha acertado en exceso. Copio algunos párra

1. Las declaraciones del Papa Benedicto XVI revelan una profunda ignorancia del Islam. Consideramos sus afirmaciones irresponsables e inoportunas, sobre todo procediendo de alguien que ocupa el puesto de mayor responsabilidad en la Iglesia Católica y dada su influencia sobre la opinión pública mundial.

"Profunda ignorancia del Islam". Y se quedan tan contentos...

2. Al declarar que el Dios del Islam “es un Dios que no está ligado a la racionalidad, a la verdad y al bien”, el Papa Benedicto XVI hace una clara y deliberada provocación a los musulmanes en la que, no obstante, no debemos caer. Pese a estar en desacuerdo con tales afirmaciones defendemos el derecho del Papa a ejercer su libertad de expresión y condenamos cualquier tipo de conducta que limite este derecho.
Hmmm... veamos qué dice el Papa al respecto de un Dios que no está ligado a la racionalidad, a la verdad y al bien”:

En el tardío Medioevo, se han desarrollado en la teología tendencias que rompen esta síntesis entre espíritu griego y espíritu cristiano. (...) con Juan Duns Escoto comenzó un planteamiento voluntarista, que al final llevó a la afirmación de que sólo conoceremos de Dios la «voluntas ordinata». Más allá de ésta existiría la libertad de Dios, en virtud de la cual Él habría podido crear y hacer también lo contrario de todo lo que efectivamente ha hecho. Aquí se perfilan posiciones que, sin lugar a dudas, pueden acercarse a aquellas de Ibn Hazn y podrían llevar hasta la imagen de un Dios-Árbitro, que no está ligado ni siquiera a la verdad y al bien.

El marco de toda esta discusión es, naturalmente, teológico, y no es otro que el de la transcendencia de Dios. Además es una crítica a la teología del medioevo tardío. Es posible discutir si es cierta esa apreciación teológica o no; pero me sorprende que se considere una "clara provocación a los musulmanes". Hay una mención anterior en el discurso del Papa a este asunto:

Para la doctrina musulmana, en cambio, Dios es absolutamente trascendente. Su voluntad no está ligada a ninguna de nuestras categorías, incluso a la de la racionalidad. En este contexto Khoury cita una obra del conocido islamista francés R. Arnaldez, quien revela que Ibh Hazn llega a decir que Dios no estaría condicionado ni siquiera por su misma palabra y que nada lo obligaría a revelarnos la verdad.

Que podemos resumir como: Benedicto XVI dice que Khoury cita a Arnaldez, que dice que Ibn Hazn afirma que para los musulmanes Dios no estaría obligado a nada; ni siquiera a actuar según la "racionalidad" o el "bien" (lo del "bien" es conclusión mía). Traducir eso como Benedicto XVI dice que el Dios del Islam “es un Dios que no está ligado a la racionalidad, a la verdad y al bien” es desafortunado, como mínimo.

3. Algunas de las afirmaciones que recoge (“Muéstrame también aquello que Mahoma ha traído de nuevo, y encontrarás solamente cosas malvadas e inhumanas”) refuerzan el escenario de Choque de Civilizaciones, contradicen las llamadas al ecumenismo que dice propugnar la Iglesia Católica, y suponen un ataque frontal al Profeta del Islam.
A esto ya han contestado en el Vaticano, y me parece tan evidente que no voy a volver a escribir sobre ello.
4. Con respecto a su referencia al Yihad, identificándola con la “guerra santa”, sorprende que un término que pertenece a la tradición cristiana se atribuya al Islam y a los musulmanes. El concepto islámico de yihad nada tiene que ver con “guerra santa”. Yihad significa “esfuerzo personal” en mejorar moral y espiritualmente, cultivando las virtudes de la constancia, la paciencia y la compasión.
No soy experto (ni de lejos) en el Islam. Asumo que es cierto que "Yihad" no significa "guerra santa", así que B16 podía haber prescindido del término. En todo caso, ya he dicho que el ejemplo me parece desafortunado. Pero tampoco se pueden negar las connotaciones que el término "Yihad" tiene actualmente; y que todos los grupos terroristas que llevan la palabra "Yihad" en su nombre son, vaya, islámicos.

Lo del término que "pertenece a la tradición cristiana" lo dejaremos correr...

Me salto unos cuantos puntos que no tengo tiempo de comentar. Lo dejamos como ejercicio.

9. Los musulmanes lamentamos no sólo la propia ofensa recibida, sino también la que se infringe a la teología evangélica, el desprecio que muestra de la capacidad de intuir la verdad de las culturas no europeas, negando que haya otra racionalidad que la griega, y minusvalorando asimismo a las iglesias cristianas no greco-latinas (el cristianismo copto, el cristianismo asirio, etc), y, en general, a los fieles católicos -a la ecclesia- que nunca han necesitado de la teología tomista ni aún menos de la metafísica aristotélica para vivir el mensaje de Jesús. El Papa Benedicto XVI parece olvidar que el diálogo interreligioso es un diálogo entre experiencias de Dios y no entre teologías.

No sé si calificarlo como despropósito absoluto o como movimiento intencionado hacia otras iglesias cristianas. Después de todo esto, decir que el discurso del papa minusvalora "a los fieles católicos -a la ecclesia- que nunca han necesitado de la teología tomista ni aún menos de la metafísica aristotélica para vivir el mensaje de Jesús" me deja con la boca abierta. Sin palabras, la verdad...

Las conclusiones quedan como ejercicio. A mí se me ocurren algunas...

CODA (20.09.06)

Más sobre el Papa y su discurso en Regensburg, por Marta Salazar.

3 comentarios:

holbeist dijo...

Ya verás, ya.

Ediren dijo...

El término Yihad creo que se puede aplicar tanto en lo físico (la guerra contra los no musulmanes) como en lo espiritual (lo del esfuerzo personal en la moral y tal), según qué partes del Corán se lean. Pero vamos, que no estoy segura 100%. Si acaso, ya lo miraré para asegurarme.

Sobre lo demás, pues sí, como que se han pasado un poco en la "interpretación" ^^UU

Marta Salazar dijo...

Hola hola! Curioso, porque a Tomás, Beni no lo mencionó en ninguna parte...

provocar? sí quiso provocar, preguntarse, repregutarse, contrapreguntarse, ir más allá, qué es la racionailidad, qué es la razón, que es el ser, los trascendentales.

Para dialogar, hay que tener una posición definida. Lo de la irracionalidad de Dios, tanto entre los musulmanes (que son más bien idealistas y no realistas, esto es mío, no es del Papa), como entre los protestantes (lo mismo digo: son más idealistas y menos realistas) es verdad, es así.

Para los musulmanes, como para muchos grupos cristianos (incluso esto está muy presente en muchos católicos), Dios es pura voluntad, no sujeta a nada, es lo que la lengua popular expresa con lo de todopoderoso, que generalmente entienden mal.

Daría para mucho. Te pongo un enlace, muy bueno tu artículo! Gracias!