4.11.07

Terroristas comunes

El problema del "autor intelectual" es puramante estratégico: saber quién es el enemigo.

El proceso judicial ha resuelto los hechos e identificado a los actores. Los jueces y policías han hecho su trabajo. Podemos decir, con cierta confianza, que la célula terrorista que cometió las atentados del 11-M está desarticulada.

En la medida en que esa célula terrorista se considere un grupo autónomo, podemos colgar el cartel de "caso cerrrado" y fin de la historia. Casi como si fuera una banda de delincuentes comunes, con la salvedad de que a estos sí se les ha condenado por terrorismo.

Pero ¿y si no es así? ¿Y si esta célula forma parte de una organización más grande? Dado que el terrorismo que conocemos, que es el de ETA, funciona de esta manera, a mí me parece una pregunta pertinente. No por justificar las miserias de unos y otros, sino por saber que alguien se preocupa porque el asunto no se vuelva a repetir. Creo que no estaría de más que alguno de los expertos en terrorismo internacional que, necesariamente, ha de haber en nuestro país, tratara de esbozar (y explicar a la gente) las posibles respuestas a esa pregunta. Una vez más echo en falta menos sensacionalismo y más profundidad informativa (o formativa).

Esta reflexión (inspirada por una similar que leí en InternetPolítica) es, creo, una de las grandes ausentes en una discusión donde importa más quién mintió o dejó de mentir que quién se puso como objetivo volar la estación de Atocha.

7 comentarios:

zazou dijo...

Le oí decir a no recuerdo qué tertulioide que la autoría material conlleva una carga de autoría intelectual, dado que, en caso contrario, debería considerarse al autor "material" como un mero peón al arbitrio de un tercero, lo cual, supongo, constaría en la sentencia como hecho atenuante, y no parece que haya sido así.

Creo que nuestro sistema penal exige que para que pueda procesarse a un acusado, éste debe haber actuado siendo consciente de sus actos. Si admitimos que Trashorras no colaboró llevado por sus brotes esquizoides, ni que los "moritos" eran inocentes sleepers programados subliministamente para matar, debemos colegir que para preparar el atentado usaron su sistema nervioso más allá de actos reflejos primarios como comprar metralla o cebar un explosivo.

Además, no hay que olvidar que este proceso carga desde el comienzo con una pequeña lacra: gran parte de los sospechosos y de las pruebas se volatilizaron en la explosión de Leganés. Si estamos en una de piratas y el mapa del tesoro tiene un gran bujero en medio, me juego el tesoro a que ese trozo revelaba su ubicación. Claro, siempre cabe la posibilidad de que no hubiese tesoro. O de que el piso de Leganés fuese volado por una facción ultrasecreta de la Policía Nacional que hace horas extra al servicio de la Internacional Socialseparatista.

Por otro lado, sabemos que Al-Qaeda se estructura más como una franquicia internacional del terror que según clásica jerarquía paramilitar de ETA o del IRA. Es justo esa autonomía y acefalia la que hace del terrorismo islamista un enemigo tan temible. ¡Cuánto daño ha hecho ese pensamiento que Aznar enarbolaba como si fuese suyo de que "todos los terroristas son iguales"!

Oye, pero yo me alegro de que por fin reconozcamos que los terroristas no son delincuentes comunes. Ahora, el siguiente paso, es admitir que con golpes policiales solamente no se desbarata una organización cuyo fin trasciende a sus integrantes.

Ah, y también me alegro enormemente de que Rajoy, se felicite, 4 años después, de que fuese un gobierno "popular" el que detuviese a los autores del 11M. Aunque, si de verdad cree que hay más tela que cortar, debería recalcar entonces que fue también a un gobierno popular al que le "colaron" semejante matanza y al que se le escaparon esos... seres esquivos comúnmente conocidos como "autores intelectuales".

En todo caso, no creo que haya motivo para la preocupación (o no más ahora que antes): la policía no deja de investigar porque se publique la sentencia del 11M. Si no me falla la memoria, hace nada se han detenido a unos cuantos islamistas pedófilos. Si me preocuparía, en cambio, que por las abyectas patrañas de algunos impresentables, se desperdiciasen recursos policiales en investigar quimeras.

Hairanakh dijo...

No es una cuestión judicial (que, más o menos, podríamos dar por zanjada), sino estratégica. Y no me preocupa que nadie nos cuente la respuesta (puede que no exista, puede que se desconoza, puede que se conozca pero la "seguridad nacional" desaconseje revelarla). Me inquieta que nadie haga la pregunta.

Me inquieta que los medios interpreten la sentencia en clave PP vs. PSOE en lugar de en clave Terroristas vs "España".

zazou dijo...

¿Tú crees que esa pregunta no se hace continuamente? A mí justo lo que me inquietaba es que por una teoría alucinatoria, se estuviesen desatendiendo la trama para adultos serios.

A mí ya no me interesa el debate político. Hace 4 años puede, ahora no. He visto para qué lo utilizan unos y para qué otros. He visto cómo unos han "asumido" sus responsabilidades y los otros no se han comedido en sus diatribas.

Y si no es un tema judicial, entonces n o entiendo la sincronía entre esa pregunta y la sentencia del 11M. Esa pregunta seguirá antes y después de la sentencia. Por desgracia, también se la debían haber hecho algunos antes del 11M.

Hairanakh dijo...

A mí las teorías alucinatorias me espatan poco más o menos lo mismo que a ti. Quizás el problema es que la pregunta se hace asociada a hipotéticos "agujeros" en las pruebas circunstanciales, en vez de a criterios más estratégicos. Es como si estuvieran tratando de determinar los objetivos de la dirección de la empresa a partir del tipo de café que toman los becarios.

En este país la estrategia se discute bastante poco. Este es un caso más...

Lo que me preocupa no es el debate de los políticos, sino el absurdo papel de los medios de comunicación. A los políticos (y más con este tema) creo que los doy por perdidos.

La sincronía es interesante porque pone encima de la mesa 700 folios de hechos probados... es un paper interesante para trabajar, y del que antes no se disponía. En todo caso, yo me limito a comentar lo que se publica. Los que dirigen los periódicos son otros ;-)

Suso dijo...

Por desgracia los medios sólo reflejan lo que dice la clase política, y por desgracia son los propios políticos los que se enzarzan en peleas absurdas en vez de quedarse con lo importante.

Se me ocurren otros ejemplos: pelean por la asignatura de EpC cuando el sistema educativo de este país tiene problemas gravísimos. Pelean por la esencia de la nación cuando es algo que afecta muy poco a la vida de muchas personas, que tienen muchos otros problemas más graves de los que preocuparse.

Es verdad que se les podría criticar a los medios que no se salgan de esas discusiones secundarias, pero por desgracia la clase política es la que marca la agenda. Y así nos va...

Hairanakh dijo...

No sé, Suso. Yo creo que justo en el tema del 11M (y especialmente una vez que pasó la comisión de investigación) son los medios los que han llevado la iniciativa. Al menos, esa es la impresión.

De todas formas: puedo entender que un político prefiera ceñirse a las discusiones simples (y controlables) para evitar transladar a la opinión pública temas más complejos (donde es más fácil que te salga el tiro por la culata). Pero ¿qué gana un periódico haciendo lo mismo?

Marta Salazar dijo...

Querido Hairanakh!

Una pregunta off topic:

sabes tú que se puede hacer con los desechos de los reactores nucleares?

Ayer escibí un artículo que se llama "Reactores nucleares en el mundo" y tenemos esa duda.

Un abrazo y tal vez nos puedas orientar!